Problemas Afectivos

¿Ustedes, padres de un escolar se encuentran en un proceso de separación o divorcio?

¿Acaso acaba de nacer un hermano y el escolar muestra signos de celopatía, nerviosismo, etc…?

¿Está gravemente enfermo algún familiar muy querido por su hijo?

En otras palabras, en su opinión, ¿su hijo presenta algunos problemas emocionales importantes: miedos, fobias, terrores nocturnos, etc…?

Pues es candidato a que su bajo rendimiento o fracaso escolar se explique “a causa de” esos problemas afectivos.

La realidad es que se pueden dar varias posibilidades:

a) el bajo rendimiento de su hijo era previo a la aparición de esos indicadores emocionales

b) los problemas emocionales pueden estar relacionados con el fracaso escolar y las recriminaciones de padres, maestros, su comparación con los demás,…

c) una situación crítica en la vida de su hijo, constituye un factor estresante que conlleva ideas preocupantes sobre el tema (divorcio, violencia familiar, acoso, abusos sexuales, amenazas, celopatía, etc…) y niveles frecuentes de ansiedad elevada. La ansiedad es una variable fisiológica que interfiere y perjudica los procesos de atención, comprensión, asimilación y recuerdo, por lo que se convierte en un importante factor que contribuye a explicar el bajo rendimiento escolar.

Como hemos mencionado en otro apartado, cada persona es un caso diferente y se requiere un proceso de Valoración Individual y Contextual. En todo caso le recomendamos revise el apartado de los Bloqueos Emocionales.

Si desea consultar su caso familiar sobre este tema puede enviarnos su consulta desde aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *